Buscar

Review de Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal

Como tantos otros chicos de mi generación, crecí viendo las películas de Indiana Jones en la televisión, ya que, por mi edad, me fue imposible hacerlo en el cine. Sin embargo, este hecho no fue obstáculo para que desarrollara una veneración casi mitológica por el famoso arqueólogo, lo que me llevó a verme hasta el desgaste las cintas VHS y a aprenderme varios diálogos de memoria. Así que cuando me enteré de que estaban rodando una nueva entrega decidí que el día del estreno yo sería uno de los privilegiados que estaría allí.

Ahora, después de muchos meses de espera, es el momento de redactar una crítica con conocimiento de causa, aunque quizá influenciada por lo muchísimo que me gusta Indiana Jones. Los que aún no hayáis tenido la suerte de ver la película aún, podéis estar tranquilos porque no es mi intención desvelar ningún detalle significativo de la trama.

En primer lugar, la película mantiene el nivel del resto de la saga. El hecho de que Harrison Ford tenga sesenta y seis años no es un óbice para que siga siendo el auténtico y genuino Indiana Jones, con sus aventuras y comentarios mordaces de siempre. Además, se agradece poder volver a ver a viejos conocidos, aunque se eche de menos a Marcus Brody (Denholm Elliot, q.e.p.d.) y a Henry Jones (Sean Connery). Por lo demás, los actores están bastante bien, con especial mención para la mala malísima Irina Spalko (Cate Blanchett).


En cuanto al argumento, está bien construido, es interesante, y en general me ha gustado. Sin embargo, creo que su nivel es más parecido al del Templo Maldito (para mí, la peor de las tres clásicas) que al de las otras dos películas. Seguramente esto se deba a que el objeto de las aventuras de Indy no es algo tan mítico en nuestra cultura como el Grial o el Arca de la Alianza. La Calavera de Cristal está chula, pero no tiene el mismo encanto que algo de lo que hemos oído hablar toda la vida.

Sobre el apartado técnico, como casi siempre que dirige Spielberg, es muy bueno. No se ha abusado de los efectos especiales, lo cual es bueno, pues éstos no podrían sino desvirtuarnos a nuestro Indiana Jones de toda la vida, aunque sí que se aprecia una mejoría en los decorados y en las explosiones.

En definitiva, la película está muy bien, y la mejor noticia de todo es que encaja perfectamente con la saga anterior. Si os gustaron las viejas, esta también os va a gustar, en mayor o menor medida. Y si no las habéis visto, ya tardáis.




.

1 comentarios:

Rocio dijo...

titiritiiiiiii tititiiiiiii titiritiiii titi tiiii tiii tiiii a mi tambien me ha gustado si!! ;)